Handia triunfa en la peor gala de los Goya

Con sus premios a la mejor película y la mejor dirección, “La librería”, de Isabel Coixet, triunfó en una gala de los Goya bajo el signo del feminismo, en la que el drama histórico vasco “Handia” causó sensación llevándose 10 premios y la chilena “Una mujer fantástica” triunfó en la categoría de mejor cinta iberoamericana.

Con sus tres estatuillas -mejor película, mejor dirección y mejor guión adaptado-, la barcelonesa Coixet, de 57 años, se anotó un triunfo muy personal y suma ya ocho goyas en su carrera.

Remató una gala de los Goya dominada por la reivindicación de un mayor espacio para las mujeres en la industria del cine y en la que también brilló “Verano 1993”, dirigida por Carla Simón, mejor dirección novel.

La noche terminó bien para Coixet, cuya película era la segunda más nominada (en 12 categorías), sólo por detrás de “Handia” (13), y tuvo que esperar hasta el final para conseguir los ansiados premios.

“¡Igual me lo merezco y todo!”, añadió la cineasta, que apostó por una cinta rodada en inglés sobre una valiente librera de los años 50 (Emily Mortimer) decidida a defender su negocio en un pequeño pueblo donde no le faltan los enemigos.

Coixet, amante de la literatura, dedicó los premios “a toda la gente que todavía compra libros, que abre librerías, que ama el cine”. Y lo hizo ante una sala repleta de abanicos rojos con el hashtag #MÁSMUJERES, una iniciativa con la que se quiso denunciar el insuficiente espacio del sexo femenino en la industria cinematográfica.

“Necesitamos directoras, guionistas, directoras de fotografía, scripts, foquistas, compositoras, en igualdad de número que los hombres”, proclamó la actriz Nora Navas, vicepresidenta segunda de la Academia española de Cine, en una cita en la que sólo el 27% de los nominados eran mujeres.

La joven directora catalana de 31 años, nominada con “Verano 1993” en ocho categorías, conquistó tres premios: mejor dirección novel para ella, mejor actriz revelación para Bruna Cusí y mejor actor de reparto para David Verdaguer.

La película, rodada en catalán, cuenta su propia orfandad tras perder a sus padres, víctimas del sida.

– “Handia” arrasa –

La más nominada, “Handia”, rodada en vasco, comenzó la noche arrasando y se llevó 10 premios, entre ellos mejor montaje, mejores efectos especiales, mejor guión original y mejor actor revelación para Eneko Sagardoy.

En él recae el peso de humanizar al protagonista, un joven aquejado de gigantismo, al que su hermano, excombatiente de las guerras carlistas, pasea por cortes y teatros de Europa como una lucrativa atracción que pondrá a prueba su relación fraternal.

En cuanto a los intérpretes, Javier Gutiérrez (47 años) se impuso como mejor actor protagonista con su divertida interpretación de un escritor falto de imaginación en la película “El autor“, de Manuel Martín Cuenca. Superó entre otros a Javier Bardem, candidato por su papel del narco Pablo Escobar en “Loving Pablo“, de Fernando León de Aranoa.

Nathalie Poza, madrileña de 45 años, se coronó como mejor actriz protagonista por su rol de sufrida hija en la película “No sé decir adiós”, derrotando a Penélope Cruz, amante de Escobar en “Loving Pablo”, a Emily Mortimer, protagonista de “La librería“, y a Maribel Verdú (“Abracadabra”).

El goya de Honor fue para la actriz española Marisa Paredes, de 71 años, conocida por sus papeles en las almodovarianas “Hable con ella”, “La flor de mi secreto”, “La piel que habito”, “Tacones lejanos”, o “Todo sobre mi madre”.

Una gala que ha sido muy criticada por la puesta en escena de los presentadores Joaquín Reyes y Ernesto Sevilla que recibieron muchas críticas en redes sociales, en lo que el público ha considerado ya la peor gala de los premios del cine español.

La alfombra roja nos dejó varios momentazos que se plasmaron en diferentes medios de comunicación como los javis, Macarena Gómez y Aldo Comas; Leiva, y Eduardo Casanova, los cuales puedes ver a continuación.

 

Fuente: publinews.gt