Carlota de poesía

Hoy me gustaría plantear un debate sobre un estilo litarario que se muere, se muere irremediablemente … ¡la poesía!

Si nos vamos al diccionario en busca de su significado, nos encontraremos con que “es un género literario considerado como una manifestación de la belleza o del sentimiento estético por medio de la palabra, en verso o en prosa”. ¡Carajo! Si todos decimos admirar la belleza y todos nos comunicamos con palabras, aunque no nos guste el verso, ¿cómo es que no nos gusta la poesía? Y, aunque no nos guste el verso, el diccionario también habla de prosa… Y si no nos gusta el verso, ¿por qué seguimos canturreando esas canciones tan ñoñas de cuando nos pegábamos el filete con el guaperas o la guaperas de turno? Pues es un misterio, pero lo cierto es que la poesía ya no cala.

Hace poco, me invitaron a asistir a la reunión de un club de lectura en una librería de mi ciudad. Éramos varias mujeres y, cuando una de ellas rompió una tímida lanza en favor de la poesía… ¡toooodas a cubierto! ¡Lírica, romance, nos atacan los sonetos!

Gijón, Asturias, Spain, writer woman working at home

No me entristeció escuchar que entre una decena de féminas sólo un par leyéramos poesía o estuviéramos más o menos dispuestas a leerla sino, el hecho de que ninguna de las que se cerraban en banda —muchas de ellas absolutamente leídas y cultivadas—, argumentó su disgusto o enemistad con la novia de Machado. Fue una tarde extraña, en la que la palabra, que debía ser la protagonista, pasó a un segundo plano ante intereses y preocupaciones terrenales de las que a mí la literatura, curiosamente, me suele invitar a huir.

Y como esto pretende invitar al debate, os invito a vosotros a debatir y yo me callo… que ya se me ha visto demasiado el plumero.

¡Cuéntanos qué opinas aquí!

carlotasuarez@letsgofm.com